Saltar al contenido
relatos Cielo Rojo

El origen de los sueños

agosto 31, 2019
El origen de los sueños

«Primer libro que leo de este autor y me ha sorprendido la fluidez de la narrativa, así como la capacidad de enganchar con una historia que te atrapa. Estoy esperando los segundos, los terceros y el resto de relatos que ya se dejan entrever en este primer sueño».

«El autor sorprende con una mezcla de géneros e inclusión de ciertos detalles, apenas perceptibles, que enriquecen una muy bien lograda inmersión. Lo que hace de este libro un título muy original…»

El origen de los sueños no es sólo un compendio de relatos, es la historia del nacimiento de un nuevo universo, uno del que quizás formemos parte tú y yo, sin saberlo.

En Matrioska, la historia principal, el D’yavol, un antiguo transbordador de la NASA reformado por la Agencia Espacial Federal Rusa, navega en silencio por el espacio, tras más de ochenta y siete años desde su partida. En su interior, hay un único ocupante, un niño de apenas siete años, con evidentes síntomas de desnutrición. Andriy Zelenko despierta de su último periodo de letargo cuando lo que podría ser otra nave desacelera el, hasta ahora, inmutable desplazamiento del viejo vehículo orbital.

¿Cómo puede haber sobrevivido un niño en aquellas condiciones? ¿Quién o qué está al mando de la nave que parece dispuesta a abordarlo?

En Asíncrono… No os voy a engañar, si no queréis descubrir una realidad para la que probablemente no estéis preparados, no lo leáis.

En Pig, cinco amigos deciden pasar un fin de semana de acampada en la Sierra de Aralar, en Navarra. En su primera noche, Sara confiesa a sus compañeros que es la que, años atrás, fuera conocida como «niña de Aldatz». Hallada muy cerca de allí, sin rastro de sus padres, aquella niña sólo era capaz de pronunciar una única palabra…, «Pig».

Prólogo

Última entrada del diario de Albert Koeman:

«El día que Andriy fue concebido, algo se torció en la realidad. La mayoría cree que todo empezó en Bolgrad, cuando él apenas tenía seis años, pero no es cierto. Probablemente, el frágil castillo de naipes que conforma nuestra existencia comenzara a derrumbarse incluso antes de que sus padres se conocieran…

El principio de inexistencia implica consecuencias que van más allá de lo que habíamos imaginado, pero ya nadie me escucha. Prefieren olvidar lo que hicimos y pretender que estamos a salvo… Necios…

Creo que no estaré para verlo, apenas puedo escribir estas palabras y sé que ya no me queda mucho, pero me pregunto cómo ocurrirá. Aunque quizás esté equivocado y no sea un final. Es posible que sea un comienzo, un nuevo origen…»

Mi agradecimiento a la gente de Ebrolis.com, por la promoción desinteresada del libro, en su página.

ebrolis.com (El origen de los sueños)